Hasselblad Lunar, diseño italiano y tradición sueca

Hasselblad-lunar-cuero-toscano-marron-peque

La cámara Hasselblad Lunar combina las habilidades más tradicionales con la última tecnología y la pasión por la perfección. La Lunar nace del gusto por la calidad excepcional. Cada Hasselblad Lunar es única porque se perfecciona manualmente una a una, con ese toque y esa elegancia aportada por los conocimientos tradicionales y la constante búsqueda de la perfección de los maestros artesanos.

La Hasselblad Lunar tiene la dura tarea de reinterpretar a una mítica cámara, la legendaria Hasselblad 500C de 1957, la primera cámara que viajó al espacio. Gracias a ella, se capturaron algunas de las imágenes más potentes y emblemáticas de nuestro tiempo. Hoy, la Lunar trata de revivir ese encanto intemporal de las cámaras espaciales 500, mediante el marco cromado clásico, con un diseño suave a la vez que sinuoso, y con la total ausencia de aristas. El contraste de color entre el cuerpo de la cámara, la lente, y los botones de control que sobresalen ha sido cuidadosamente reproducido para evocar ese aspecto clásico pero de imponente presencia.

Hasselblad ha realizado un minucioso y meticuloso trabajo de investigación para poder crear esta magnífica cámara. La calibración del cuerpo es perfecta, permitiendole utilizar lentes para compactas y lentes profesionales, siempre garantizando un perfecto equilibrio. La relación entre la cámara y su dueño se puede personalizar gracias a la opción de poder elegir entre varios materiales para la empuñadura. La marca se ha empeñado en lograr la mejor experiencia para el usuario buscando La comodidad, la calidez de la empuñadura, conseguir un agarre perfecto, casi magnético. Y qué mejor que permitir a cada uno poder elegir los materiales de algo tan importante como el agarre.

La colección Lunar incluye cinco modelos, cada uno con su propio estilo y personalidad. Las especificaciones técnicas son idénticas, pero la posibilidad de elegir entre varios materiales para su empuñadura, para su agarre, así como el cromado de la parte superior, permite reflejar en ella la propia personalidad. Y también la individualidad y exclusividad, ya que no existen dos Hasselblad Lunar exáctamente iguales.

Estas son las posibilidades.

Cuero negroCuero marrónFibra de carbonoMadera de caobaMadera de olivo

Hasselblad Lunar en cuero negro y acabado superior en titanio.
El cuero negro, siempre actual y durable. Un cuero firme y grueso pero con una delicada textura en el agarre. Elegante y un extraordinario material para los dedos.

Hasselblad Lunar en cuero negro y acabado superior en titanio


Hasselblad Lunar en cuero marrón de la Toscana y acabado superior en titanio.
La incomprable clase del cuero de Toscana pulido a mano para dar un tacto y un aspecto clásicos. Este cuero está diseñado para durar muchos. Al ser un producto natural va a cambiar con el tiempo, afirmando todavía más la personalidad única de cada cámara.

Hasselblad Lunar en cuero marron y acabado superior en titanio


Hasselblad Lunar en fibra de carbono y acabado superior en titanio.
El agarre de firma de carbono combina unas excepcionales características de alta resistencia y ligereza con una apariencia moderna e innovadora. Esta es la mejor opción para aquellos que buscan un estilo actual y las altas prestaciones de un material de última tecnología.

Hasselblad Lunar en fibra de carbono y acabado superior en titanio


Hasselblad Lunar en caoba (mahogany) y acabado superior en cobre.
La mejor madera de caoba con un pulido mate con poca cera para optimizar el agarre. Además de una alta resistencia estructural, esta madera conserva sus tonos cálidos originales y con el paso del tiempo adquiere una patina que le proporciona un aspecto imponente y único.

Hasselblad Lunar en caoba mahogany y acabado superior en titanio


Hasselblad Lunar en madera de olivo y acabado superior en titanio.
La madera de olivo proporciona un toque distinguido y de opulencia, un agarre muy resistente y duradero con un acabado mate cómodo y suave. La madera de olivo al envejecer aportará un sello distintivo y único a la cámara.

Hasselblad Lunar en madera de olivo y acabado superior en titanio

Características:

En cuanto a sus características más llamativas, destacamos su Sensor de 24.3 Megapixels APS-C HD CMOS, el sensor más grande del mercado en el segmento de las cámaras compactas, que ofrece resultados profesionales dignos de cualquier cámara réflex.

Su sistema de enfoque automático de 25 puntos es rápido, preciso y detecta el contraste. Permite selección flexible y control manual del enfoque. El procesador Bionz de la cámara procesa las imágenes en tiempo real, con una fideligna conversión de RAW a JPG.

La cámara cuenta además con sistema de autolimpieza sin generar electricidad estática. Un sistema de vibración ultrasónico para limpiar el sensor que se puede activar manualmente o dejarlo en modo automático. Dispone también de disparo rápido de hasta 10 imágenes por segundo, perfecto para tomar fotografías en movimiento. Su rango ISO es de ISO 100 a ISO 16000, con rápida respuesta para fotografía de acción, gran versatilidad en condiciones de muy poca luz y muy bajo nivel de ruido.

Su peso es de 570 gramos y sus medidas son 140 mm de ancho x 83 mm de alto x 67 mm de grosor. Tiene entrada USB 2.0, Mass Storage, MTP y salida HDMI Mini y PhotoTV HD. Para el almacenamiento soporta tarjetas Memory Stick Pro Duo y/o Pro HG Duo, Tarjetas SD, SDHC y SDXC. Trabaja con imágenes en formato RAW y JPG.

Precio Hasselblad Lunar: alrededor de 5.000 euros.
Más información: Hasselblad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *