The Orphan Barrel, a la búsqueda de barriles perdidos de whiskey

The_Orphan_Barrel__Whiskey_Distillery_Company_Tennessee

Desde Tennessee o Kentucky hasta Escocia o Irlanda, las historias de viejos whiskies olvidados en los rincones de antiguas bodegas y destilerías que se cuentan en los bares siempre habían llamado la atención de los curiosos y aficionados, y precisamente esas historias son las que han inspirado la fundación de la original compañía de whiskeys The Orphan Barrel.

La meta de The Orphan Barrel Whiskey Distilling Company es localizar y rescatar viejos barriles de whiskey perdidos u olvidados en cualquier parte del mundo para compartirlos con los aficionados. Esos barriles a veces contienen raros y deliciosos whiskeys que merecen la pena ser embotellados con todos los honores.

Esta empresa es un proyecto de la multinacional DIAGEO, y se inspira en la creatividad, en la aventura que supone explorar y buscar whiskeys deliciosos, en los viejos tiempos y en las grandes historias y leyendas. Por tanto, una de sus prioridades es prestar mucha atención a la imagen, a la calidad del diseño y a la presentación, con un estilo vintage tan añejo y atractivo como las promesas de sus hallazgos.

The Orphan Barrel Whiskey Distilling Company ubica su sede en Tullahoma, Tennessee, lugar donde se embotellarán manualmente los ricos tesoros que se vayan descubriendo en los oscuros y secretos rincones de viejas bodegas de todo el mundo.

Para presentarse, nada mejor que hacerlo con sus dos primeros tesoros, dos rarezas que encontraron en los viejos almacenes de Stitzel-Weller en Louisville, Kentucky. Estos almacenes, eran propiedad de la Bernheim Distillery hasta que esta empresa cerró en 1987. La destilería, abandonada por varios años, fue comprada en 1992 por United Distiller, la cual la remodeló e inició su propia producción en 1993.

Más info: The Orphan Barrel

Barterhouse Whiskey

Este whiskey, añejado durante 20 años en roble americano, es de los primeros que la United Distiller produjo en 1993. Un whisky suave en nariz con aromas de especias, galletas y crema de mantequilla. En boca, también suave, presenta notas de madera de roble carbonizada, cereales tostados y un acabado de azúcar morena. Su graduación es del 45.1% y en la etiqueta cuidadosamente elaborada, se muestra a un astuto zorro con un maletín de vendedor, saliendo del mercado muy contento de sí mismo tras haber hecho un buen trato. El precio de este bourbon es de 75$ dólares.

Old Blowhard

Con una graduación de 45,35%, sin duda, es la estrella del lanzamiento. Procedente también de los mismos almacenes, este whiskey fue la última producción de la Bernheim Distillery justo antes del cierre en 1987. Un bourbon que ha madurado durante 26 años y muestra una gran personalidad, con sabores exuberantes, ricos, con matices ahumados, notas de miel, con un acabado sedoso y picante, con ligeros toques de naranja. Un whiskey para ser paladeado lentamente disfrutando de una larga conversación con viejos amigos. Su etiqueta en hermoso color azul naútico, se ilustra con una poderosa y arrogante ballena exhalando un gran chorro de agua por su orificio nasal. Su precio es de $150 dólares.

Los whiskyes recuperados por esta compañía no se dirigen únicamente a coleccionistas, sino también para aquellos que aprecian el whisky, y quieren experimentar algo único, saboreando historia y aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *